RIVIERA MAYA 2013

Era Mayo del 2013, miércoles 8 de Mayo para ser más exactos ( sí, lo reconozco, tengo una gran memoria!) y nos disponíamos a coger un vuelo de Madrid a Cancún, eran unas 11 horas y mi primera vez en un avión tantas horas; cosa que no me importaba porque me encantan los aviones y porque, al revés que Ruben, me quedo dormida de pie ( suerte la mía).

Eran casi las 20.00h mexicana, cuando llegamos al hotel.Nuestras caras gritaban…a dormiiir, pero NO!!! esto seria un…ERROR!!! así que fuimos al buffet y cenamos algo, junto a una pareja que conocimos en el autobús ( Ruben y yo tenemos tendencia a hablar mucho y a pesar de ser mas sociable que yo, en los viajes lo supero) con los que iríamos a conocer las ruinas mayas.

Al día siguiente, me desperté sobre las 6:00 y yo quería desayunar YA ( cuando tengo hambre me convierto en un ogro) pero hasta las 7:00 no abrían el buffet, así que tras despertar al marmota de Ruben ( al igual que le cuesta mas conciliar el sueño también le cuesta mas despertarse), nos pusimos la ropa de baño y a explorar el hotel para hacer tiempo. Después de un buen desayuno nos fuimos para la piscina, yo quería probar todos los cocktails!

No todo iba ser estar tirados en la playa ( me muero sin hacer nada aunque de vez en cuando eso esta bien, pero no era el caso, en Riviera Maya ¡¡NO!!), así que contactamos con el que es nuestro gran amigo Luis que tiene una empresa local de tours en la zona, nos acompañaron la pareja del bus y otras dos mas que conocimos en el resort.

Vimos la maravillosa pirámide de Kukulkán, ésta increíble construcción permite observar diversos fenómenos de luz y sombras, una maravilla arquitectonica; no sólo vimos ésta pirámide también tuvimos la suerte de apreciar la que para nosotros es nuestra favorita no sólo porque parece más salvaje sino porque éramos los únicos viajeros cuando fuimos y el sentir el sonido de la naturaleza era una sensación nunca antes vivida; con la ciudad amurallada de Tulum y Ekbalam conocimos que derretirse ¡SI ERA POSIBLE! pero además de conocer ruinas también visitamos un poblado Maya; aunque te dan pena para nada son pobres porque tienen todo lo que necesitan, ni mas ni menos y su forma de vivir será diferente a la nuestra pero son felices con lo que tienen, la señora de la casa me ofreció ayudarla a hacer unas tortas típicas ( no lo dude ni un segundo, ¿como desaprovechar esa oportunidad? fue increíble) mientras estaba en ello Ruben tuvo la experiencia de ser apartado de la puerta por un simio ( como si de un hombre se tratase), el cual lo empujo hacia un lado porque le estorbaba el paso (no pudimos reírnos mas).

Como amante de la naturaleza me impacto el cenote Ik kil (también tuvimos suerte y estábamos casi solos) no solo por su historia tan escalofriante sino porque nunca había visto algo igual (fuimos a varios cenotes flipantes) y pudimos nadar en mar abierto con tortugas( una de las experiencias mas increíbles que he vivido).

Luis nos comento que había varios parques en la zona y no dudamos en disfrutar de XPLOR(¿como no íbamos a ir a un parque de tirolinas en mitad de la selva?).

Sin duda Riviera Maya es un destino que recomiendo una vez en la vida, de hecho nosotros hemos repetido y no creo que sea la ultima, y fue muy especial porque fue nuestro viaje internacional.

2 opiniones en “RIVIERA MAYA 2013”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *